Saltar al contenido

10 Formas de Conservar la Vagina en Buen Estado

conservar la vagina en buen estado

Desafortunadamente hay muchas cosas que pueden sentar mal a tu vagina. Lo bueno es que no es tan difícil mantenerla en buen estado. He aquí cómo evitar que se te amontonen los problemas en tu vagina.

1. Usa condón con tus nuevas parejas

los preservativos pueden ayudar a mantener constante el nivel de pH de la vagina durante las relaciones sexuales
Los preservativos pueden ayudar a mantener constante el nivel de pH de la vagina durante las relaciones sexuales

Esto debería ser algo obvio, pues los condones son la única manera efectiva de protegerse contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Sin embargo, hay algo que puede que no sepas: también pueden ayudar a mantener constante el nivel de pH de la vagina durante las relaciones sexuales, de modo que todas las bacterias buenas que hay allí puedan mantenerse saludables.

Esto es súper importante ya que esas pequeñas bacterias ayudan a prevenir las infecciones por hongos, las infecciones urinarias y la vaginosis bacteriana.

2. Acude a tu ginecólogo.

Debes hacerte un examen anual para evitar problemas
Debes hacerte un examen anual para evitar problemas

Un examen anual es importante para evitar problemas de salud.

Aunque hay cierta tendencia a hacerse exámenes pélvicos y pruebas de Papanicolaou cada tres años, algunos factores de riesgo (junto con sus antecedentes personales y familiares) pueden hacer que necesites hacerlos con más frecuencia.

También está bien hacer un examen anual, aunque no lo necesites. Puedes aprovechar el rato que pases con tu ginecólogo para preguntar sobre control de la natalidad, fertilidad, ETS…

3. Usa lubricante

Utiliza lubricante para hacer el sexo más placentero
Utiliza lubricante para hacer el sexo más placentero

La sequedad vaginal puede afectarte si toma ciertos medicamentos como antihistamínicos, antidepresivos o anticonceptivos hormonales. También puede aparecer después del embarazo o poco antes de la menopausia.

Cuando esto suceda, asegúrate de que estás comunicándote con tu pareja para que no se adelante antes de que estés bien lubricada, lo que obviamente es doloroso y puede causar abrasiones. O simplemente usa lubricante para acelerar el proceso y hacer que el sexo sea aún más caliente.

4. Usar ropa interior de algodón (o simplemente, no uses)

si utilizas ropa interior que sea de algodon
Si utilizas ropa interior, que sea de algodón

Cuando se trata seleccionar tu ropa interior, tu vagina tiene una preferencia: el algodón. Por eso la mayoría de las braguitas vienen con una tira de algodón en la entrepierna.

Es cuestión de transpirabilidad: el algodón deja pasar el aire y absorbe la humedad.

No obstante te sugerimos no llevar ropa interior al menos cuando estás por casa para que tu vagina se ventile. Un consejo: No vayas al gimnasio sin ropa interior, debes de mantener una barrera entre tu vagina y los equipos de gimnasia llenos de gérmenes.

5. No te hagas duchas vaginales

cuidado con los productos quimicos que alteren tu ecosistema vaginal
Cuidado con los productos químicos que alteren tu ecosistema vaginal

Tu vagina se limpia sola, ya tiene bacterias sanas que mantienen su armonía. La introducción de productos químicos puede alterar la armonía de tu ecosistema.

El uso de productos de higiene intra-vaginal puede aumentar el riesgo de infecciones, enfermedad inflamatoria pélvica y ETS.

6. Si practicas bicicleta, ten precaución

Si te gusta ir en bicicleta, usa pantalones cortos acolchados para mantener tu vagina libre de dolor
Si te gusta ir en bicicleta, usa pantalones cortos acolchados para mantener tu vagina libre de dolor

Un lugar inesperado en el que podrías estar poniendo en riesgo tu salud vaginal es encima de una bicicleta. Si practicas ciclismo frecuentemente (aunque sea bicicleta estática), podrías estar en riesgo de padecer entumecimiento genital, dolores y hormigueos.

Si te gusta ir en bicicleta, prueba a usar pantalones cortos acolchados para mantener tu vagina libre de dolor durante el entrenamiento.

7. No abuses de los antibióticos

El uso innecesario de antibioticos puede reducir significativamente tu salud vaginal
El uso innecesario de antibióticos puede reducir significativamente tu salud vaginal

El uso innecesario de antibióticos puede reducir significativamente la salud vaginal. Esto se debe a que los antibióticos no discriminan: matan tanto a los buenas como a las malas bacterias, lo que puede cambiar la flora (es decir, la colonia de bacterias sanas) de la vagina, haciendo que crezcan levaduras y otras infecciones.

Obviamente, si tienes que tomar un antibiótico para combatir una infección, no debes pasarlo por alto; tan sólo asegúrate de que sea totalmente necesario antes de comenzar ese tratamiento.

8. Trata el sexo como si te limpiaras; siempre ves de adelante hacia atrás

no pases de sexo anal a vaginal sin cambiar el preservativo o sin limpiar el pene de tu pareja
No pases de sexo anal a vaginal sin cambiar el preservativo o sin limpiar el pene de tu pareja

No pases nunca del sexo anal al vaginal sin cambiar el preservativo o sin limpiar adecuadamente el pene de tu pareja. Ir de la puerta trasera a la puerta delantera expone a la vagina a una gran cantidad de bacterias y puede aumentar el riesgo de infecciones.

9. No uses jabones perfumados

usa jabones suaves, sin perfume y de pH neutro
Usa jabones suaves, sin perfume y de pH neutro

El jabón líquido perfumado para el cuerpo puede ser impresionante, pero no debe estar cerca de tu vagina.

Esto se debe a que, a diferencia de la piel, la vagina no tiene una capa protectora adicional, lo que significa que el jabón y otros productos químicos pueden estar realmente resecando su piel sensible.

Realmente sólo necesitas enjuagarte con agua tibia para mantener tu vagina limpia. Pero si no te sientes bien al no usar jabón, usa un jabón simple, suave y sin perfume o de pH neutro.

10. Haz ejercicios de Kegel.

Hacer los ejercicios de Kegel te ayuda a fortalecer los musculos del suelo pelvico y tambien puede hacer que tus orgasmos sean mas fuertes
Hacer los ejercicios de Kegel te ayuda a fortalecer los músculos del suelo pélvico y también puede hacer que tus orgasmos sean más fuertes

Hacer los ejercicios de Kegel te ayuda a fortalecer los músculos del suelo pélvico, lo cual ayuda a reducir la tensión en la zona pélvica y mejora la función de la vejiga y el intestino. Ah! y también pueden hacer que tus orgasmos sean más fuertes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies