Saltar al contenido

¿Por Que Huele Mi Vagina? Como Saber Si los Cambios de Olor Significan Que Tengo un Problema

¿Por Que Huele Mi Vagina? Como Saber Si los Cambios de Olor Significan Que Tengo un Problema

¿Por qué puede oler tu vagina y cómo sabes si tu “olor femenino” es saludable?

A veces, me preocupa que mi vagina huela mal. Parece que huele diferente en diferentes momentos del mes, pero ¿cómo puedo saber si se trata de fluctuaciones normales en mi ciclo o es algún problema de salud? A veces, cuando mi novio me la chupa le gusta y a veces dice que huele mal…. o que no huele muy bien. ¿Es una señal de que algo anda mal?

Las vaginas tienen un olor. Quiero decir, vamos, básicamente todos los fluidos corporales huelen a algo, así que sería un poco raro si el fluido vaginal fuera la única excepción, ¿verdad?

Curiosamente, sin embargo, las investigaciones sugieren que tu vagina no tiene un solo olor sino que tiene casi 2.100 olores distintos. Es en la compleja composición de estos micro-olores que se combinan de diferentes maneras para hacer el, macro-olor que conoces como “la forma en que huelo ahí abajo”.

Tu olor puede cambiar con el tiempo por razones completamente normales. La mayoría de las secreciones vaginales saludables no tienen un olor muy fuerte, pero su olor cambia a lo largo de tu ciclo menstrual y el sexo puede hacer que su aroma sea más poderoso inmediatamente después. Sudar como la chica activa que eres también puede resultar en un olor más fuerte. Todo esto es totalmente normal y es parte de la vida con una vagina.

Dicho esto, algunos de los olores que emanan de tus bragas pueden ser indicativos de un problema de salud. He aquí cómo puedes saber si tu olor es perfectamente normal o es una señal de que debes visitar a tu ginecólogo u obstetra.

Los culpables son los olores vaginales anormales

Aunque voy a seguir adelante y sugerir que tu novio podría estar actuando menos que dulcemente haciéndote sentir otra cosa que no sea la deliciosa mujer que eres, no es una mala idea estar al tanto de cualquier cambio en tu olor vaginal. Esto se debe a que un olor menos que agradable, particularmente uno persistente que se combina con otros síntomas como irritación vaginal y cambios en la consistencia de la secreción, puede ser indicativo de una vagina con dificultades. Te detallamos una serie de posibles causas.

Posible Causa #1: Vaginosis Bacteriana

la vaginosis bacteriana puede producir comezon y secreción fina y de color gris
La vaginosis bacteriana puede producir comezón y secreción fina y de color gris

La vaginosis bacteriana ocurre cuando el pH de la vagina es más básico de lo que parece, lo que permite que algunas bacterias que siempre viven allí abajo florezcan en el exuberante jardín de tus placeres terrenales.

Los médicos no están seguros de por qué sucede esto, pero las actividades que la ponen en mayor riesgo incluyen sexo sin protección y demasiadas duchas vaginales.

Además de un olor descrito como “sospechoso”, la vaginosis bacteriana puede producir comezón y secreción fina y de color gris. Si esto te suena, habla con tu médico porque la única manera comprobada de deshacerse de la vaginosis bacteriana es a través de medicamentos recetados.

Posible Causa #2: Tricomoniasis

los sintomas de la tricomoniasis incluyen flujo vaginal de color verde o amarillo, textura espumosa y fuerte olor
Los síntomas de la tricomoniasis incluyen flujo vaginal de color verde o amarillo, textura espumosa y fuerte olor

La tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) de la que no se habla con frecuencia. Es causada por un parásito muy pequeño. Pero debes saberlo porque en realidad es extremadamente prevalente, de hecho, es la ETS curable más común.

Sólo alrededor del 30 % de las mujeres que tienen este minúsculo y molesto parásito presentan síntomas, que pueden incluir flujo vaginal de color verde o amarillo, textura espumosa y fuerte olor; dolor al orinar; la siempre presente comezón en la vagina y malestar durante el sexo.

Afortunadamente, estas molestias se pueden tratar con un antibiótico oral, así que habla con tu médico.

Las causas que siguen son extremadamente raras. Lo más probable es que no sea tu caso. Habla con tu médico si estás preocupada porque te sientes identificada con alguna de las siguientes causas.

Causa Poco Probable #1: Fístula rectovaginal

algunas veces las fistula rectovaginales se cierran por si solas pero la mayoria de veces necesitan cirugia para ser reparadas
Algunas veces las fístulas rectovaginales se cierran por si solas pero la mayoría de veces necesitan cirugía para ser reparadas

Una fístula rectovaginal se produce por una conexión anormal entre la parte inferior del intestino grueso (el recto) y la vagina, haciendo que los contenidos del intestino grueso (gas o heces) se filtren a través de la vagina en lugar de salir del cuerpo por el recto como se supone que deben hacer.

Si estás encontrando gas, heces o pus en tu vagina; tu flujo huele mal; estás teniendo muchas infecciones del tracto urinario (ITU); tu vagina, vulva y perineo te duelen o están irritadas; y/o te duele practicar el sexo, puede que estés luchando con una fístula rectovaginal.

Esta afección tiene muchas causas, incluyendo: lesiones en el parto, complicaciones durante la cirugía pélvica, enfermedad de Chrohn u otras enfermedades que ocasionan intestinos inflamados.

Algunas veces estas fístulas se cierran por sí solas, pero la mayoría de veces necesitan cirugía para ser reparadas, así que habla con tu médico.

Causa Poco Probable #2: Cáncer Cervical o Vaginal

Tanto el cancer cervical como el cancer vaginal pueden ser dificiles de detectar porque los sintomas son raros en las primeras etapas
Tanto el cáncer cervical como el cáncer vaginal pueden ser difíciles de detectar porque los síntomas son raros en las primeras etapas

Tanto el cáncer cervical como el cáncer vaginal no son una broma y pueden ser difíciles de detectar porque los síntomas son raros en las primeras etapas. Sin embargo, ambos tipos de cáncer pueden resultar en secreciones de fuerte olor, sangrado vaginal en momentos inesperados y dolor al orinar o en la región pélvica en general.

El factor de riesgo más grande para el cáncer vaginal es la edad, así que si eres joven, seriamente, no te estreses demasiado.

El cáncer de cuello uterino es causado por algunas de las cepas de la ETS del virus del papiloma humano (VPH), así que si das negativo para el VPH, estás libre de sospecha.

Si vas a visitar a tu ginecólogo con regularidad, deberías hacerte un frotis de Papanicolaou que capte cualquier célula cervical anormal para que puedas cortar el cáncer de cuello uterino de raíz.

Habla con tu médico si tienes alguno de estos síntomas, ya que la mejor manera de mantenerse saludable es detectando el cáncer a tiempo.

Soluciones para combatir el olor vaginal poco agradable

si no tienes problemas de salud tienes diversas opciones para combatir el mal olor vaginal
Si no tienes problemas de salud, tienes diversas opciones para combatir el mal olor vaginal

Si no tienes ninguno de los problemas de salud identificados anteriormente pero todavía estás preocupada por la forma en que huele allí abajo, aquí hay algunas cosas que puedes hacer por tu cuenta para oler mejor:

  • Lava tus partes externas (vulva y labios) con mucha agua y jabón sin perfume. Sólo para que vuelvan a su aroma natural.
  • No añadas olores para enmascarar tu olor. Esto no sólo puede irritar tu vagina, sino que también puede exacerbar algunos de los problemas que pueden estar causando el mal olor.
  • No dejes los tampones más tiempo del que se supone que debes. Son básicamente esponjas que retienen los olores además del fluido menstrual. Tu período es una purga, así que no bloquees las tuberías.
  • Evita los alimentos que sean picantes o que tengan olores intensos, como el café, la cebolla, el ajo y las especias fuertes, ya que las investigaciones demuestran que pueden intensificar tu olor. La carne y los lácteos también pueden alterar el olor de tu vagina.

Aquí está el resultado final: si tu olor está cambiando con la luna, por así decirlo, probablemente estás experimentando las fluctuaciones normales que tiene cualquier vagina. Si no te gusta la forma en que huele, puedes experimentar con las soluciones enumeradas anteriormente y ver cómo funcionan para ti.

Y asegúrate de hablar con tu pareja, tal vez porque es tan sensible a tu olor, que pueda ayudarte a evaluar si alguna de estas soluciones está funcionando. ¿Y si todo está bien y tu pareja no aprecia cambios? Bueno, entonces lo más probable es que ese sea su problema, no el tuyo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies